Cuando pensamos en los diferentes tipos de análisis de mercados financieros, normalmente pensamos (o nos han dicho que) son dos: análisis fundamental y análisis técnico.

Si bien es cierto que ambos son lo suficientemente diferentes como para hacer una distinción en dos tipologías, permitidme añadir un elemento a la comparativa, la subjetividad. Ello nos llevará a unificar estos dos tipos de análisis, y a descubrir uno nuevo: el análisis cuantitativo.

 

Análisis fundamental y análisis técnico

Comenzamos por la clásica comparación de los diferentes tipos de análisis.

Análisis fundamental

El análisis fundamental obtiene la información a partir de resultados empresariales, datos macroeconómicos y perspectivas sectoriales. Con todo ello, trata de conseguir decisiones de inversión en aquellos mercados y activos que considera están infravalorados según su precio real.

 

Ejemplo inversión por fundamentales:

La empresa X del sector de energía ha publicado un crecimiento del 40% respecto al año anterior, mucho mejor que el resto del sector. Analizando el PER de la compañía, y viendo el apoyo de los gobiernos del país en apoyar estas empresas, considero que es una buena oportunidad para comprar acciones de la empresa X, con una proyección de venta en los próximos 4-5 años

Análisis técnico

El análisis técnico, en cambio, parte de la premisa que el precio lo descuenta todo. Es decir, toda la información conocida hasta la fecha, resultados empresariales, datos macro, etc… Está todo ya considerado en el precio actual. La decisión de inversión con análisis técnico radica pues en analizar a través de los gráficos de los precios, junto con indicadores y patrones sobre el precio.

 

Ejemplo inversión por fundamentales:

La empresa X ha vuelto al precio de los 10€ por acción. En los últimos 3 años, siempre que ha tocado ese nivel ha habido un rebote en el precio, formando una línea sólida de soporte. Considerando que el precio de los índices están retomando tendencias alcistas, y considero que es una buena oportunidad comprar acciones de la empresa X a 10€, con una proyección de venta al tocar la siguiente resistencia en 12€ en los próximos meses.

 

Aunque hay bastante disputa entre un tipo de análisis y otro, lo cierto es que son dos formas diferentes de ver la realidad.

Incluso hay traders que combinan ambos análisis: utilizar el fundamental para realizar un análisis global/genérico para decidir en que mercado/sector nos posicionamos, y en análisis técnico para definir el momento y precio oportuno.

 

Sin embargo, hablando de realidades, estos dos tipos de análisis tienen un factor común: la subjetividad. Es decir, dos analistas fundamentales expertos con experiencia pueden tomar decisiones de inversión contrarias con la misma cantidad de información.

Lo mismo puede suceder con el análisis técnico.

Pongamos por ejemplo un precio que hace un zigzageo:

Mientras unos analistas técnicos pueden apreciar una tendencia alcista que invite a tomar decisiones de compra, otros pueden pretender decisiones bajistas debido a la tendencia bajista que está presente.

 

Análisis cuantitativo, 0 subjetividad

 

La principal característica del análisis cuantitativo es que es 100% objetivo. Un analista cuantitativo define una estrategia de trading, y ello se va a saber siempre por unas reglas basadas en indicadores técnicos, que van a estar formados por fórmulas matemáticas.

 

Esta característica al final le atribuye tres ventajas intrínsecas:

  • Permite validar estrategias. Dado una serie de reglas de entradas y salidas de forma objetiva, si proyectamos esa estrategia con datos históricos, los ordenadores pueden hacer simulaciones de años atrás, obteniendo una información en minutos. Esto da una cantidad de información precisa al analista cuantitativo de cómo funcionará su estrategia. Esta es la base previa a la puesta en marcha de un sistema automático de trading.

 

  • No se debe dedicar tiempo a la operativa. Un analista fundamental dedica muy poco tiempo a la ejecución de órdenes. Un analista técnico, en cambio, dedica muchísimo tiempo a la operativa de mercado, tanto en el seguimiento de oportunidades analizando gráficos como en el seguimiento de mercado. En el caso del trading cuantitativo, es un programa informático el cual no requiere de acción humana.

 

  • Ausencia del factor emocional: Cualquier persona que haya invertido en bolsa sabe a lo que nos referimos. Las emociones que sentimos cuando tomamos una decisión de inversión son muchas: miedo, euforia, ansiedad, preocupación adrenalina… a veces incluso quitan el sueño. Todo esto afecta mucho en la toma de de decisiones. Sin embargo, en el trading cuantitativo las emociones se dejan de lado, ya que es el sistema automático el que decide cuando comprar y vender. 

Os dejamos con un cuadro resumen de los tres (y no dos) tipos de análisis:

Análisis Fundamental

Análisis Técnico

Análisis Cuantitativo

Fuente información datos empresariales y macro precio actual históricos de precios (de precisión)
Decisiones predicciones basadas en factores económicos predicciones basadas en análisis de gráficos sobre el precio predicciones basada en simulaciones de estrategias sobre datos históricos
Horizonte temporal largo plazo corto plazo corto plazo
Tiempo dedicado a operativa medio alto nulo
Factor emocional operativa medio alto muy bajo
Punto de vista subjetivo subjetivo objetivo

Así que recuerden, cuando le digan que hay dos tipos de análisis en bolsa, hagan saber que el análisis cuantitativo existe, y con tradEAsy ahora es accesible para cualquier trader.

¿Buscas una forma sencilla de iniciarte en el análisis cuantitativo?

Automatiza estrategias creados por ti mismo